4e8242644e8610b33e1b775772c384ee

¿Te has preguntado que siente un niño que está por nacer?

25 de febrero | por |

Qué diferente seria ponernos en los “zapatos” de nuestros hijos, incluso mucho antes de ser madre!

Compartir


Hoy en día existe un gran vacío de información en torno al parto y nacimiento.

El común de las personas piensa que existen 2 formas de parir; a través de un parto “normal” que realmente es un parto vaginal con intervenciones médicas, y a través de un cesárea, una de las operaciones quirúrgicas más famosas del mundo.

Excepcionalmente algunas personas identifican otra forma de parto menos medicalizado, conocido como  “parto sin anestesia o parto natural”, de este último poco y nada se sabe.

Qué diferente seria ponernos en los “zapatos” de nuestros hijos, incluso mucho antes de ser madre!

Qué distinto sería vivenciar esta experiencia desde “adentro”!  

¿Te has preguntado alguna vez como sería experimentar un nacimiento desde la perspectiva de un bebé?


Todos comienzan así: “Me siento tranquilo, estoy a gusto en este lugar, la luz tenue, temperatura ideal, la voz tranquilizante de mi madre, alimento cada vez que necesito….”

Cesárea innecesaria

…..pero hoy algo va a ocurrir, lo presiento, siento la voz de mi madre, ella esta nerviosa, ansiosa, algo va a pasar, yo no sé que, yo no quiero salir aun, estoy bien aquí, todavía falta……pasan las horas….de pronto siento un huracán, ruidos, luz intensa, frío, incomodidad, que está pasando..!!!…me toman bruscamente de un pie y siento como me levantan, no puedo abrir los ojos, la luz es intensa, me quema el frío, no escucho la voz de mi madre, que ocurre!!! Por favor quiero a mi madre!!! Necesito a mi mamá!!! Si tengo suerte me pondrán cerca de ella y podré mirarla a los ojos y enamorarla, si tengo suerte podré tomar pecho, si tengo suerte podré dormir con ella….”

Parto vaginal inducido con oxitocina sintética y fórceps

“Mi madre están angustiada, le dicen que yo tengo que haber nacido, pero aun no estoy listo, me falta todavía un poco más en este lugar….y ahora con más razón, si ella esta angustiada es porque algo ocurre y todavía no es hora de nacer…..” Pasan las horas y comienzo a darme cuenta que algo esta pasando y no sé bien que és, algo ha comenzando a ocurrir en este lugar, siento que el cuerpo de mi madre me quiere expulsar, pero aún no estoy listo, esto es un trabajo de dos y yo no he dado señales!!, tengo que soportar horas de contracciones muy rápidas, fuertes y dolorosas, no me da tiempo para descansar, esto no es normal!!!, de repente me siento lánguido, pierdo un poco mis fuerzas, me da sueño, no puedo seguir avanzando, no sé que ocurre, me quedo un buen rato ahí y de pronto siento abruptamente algo frío y duro en mi cabeza que me apreta y me tira hacia afuera!!!Siento mucho dolor y miedo!!! Que esta ocurriendo!! Quiero a mi mamá!! Me toman unas manos duras y frías, me extienden y me frotan con algo áspero, duele!, Estoy nervioso y lloro, por favor necesito estar con mi mamá!

Parto natural o fisiológico

“Hoy es el día, hoy elijo nacer, quiero conocer a mi madre, ya ha pasado el tiempo suficiente y estoy listo. Le avisaré sutilmente para que comience a preparar el encuentro, tengo tantas ganas de verla!!! Lentamente comienzan las contracciones, mi madre se alegra, esta contenta, siente que voy a nacer pronto, yo me pongo contento también, es contagioso! Van pasando las horas, voy avanzando por este túnel que lentamente se comienza a abrir, se exactamente por donde pasar, mi intuición me lo dice, es un viaje hermoso, mi madre se mueve en círculos, su pelvis se abre poco a poco, sin presiones, ni apuros, todo fluye….viene una contracción la sorteo y luego siento un éxtasis de placer, y así nos vamos, como las olas van y vienen, van y vienen, es placer, es dolor, es un viaje al encuentro del amor más puro, al amor más infinito y poderoso. Al amor que todo lo puede…. Ya estoy llegando al final, mi madre canta, grita y se ha movido en infinitas posiciones y ha logrado abrirme el camino, ya estamos listos, ya estoy aquí en la puerta del paraíso para conocerla….me lanzo hacia ella con toda mi fuerza, siento una energía poderosa que me envuelve, salgo disparado, ella esta en éxtasis, me toma y nos miramos a los ojos, ni pestañeo, ella sonríe, llora, ella se enamora, me mira y se enamora para siempre”.


Tres experiencias muy distintas, tanto para la madre como para el hijo que está por nacer.

En Chile, la tasa de cesáreas es del 40%, siendo un 70% en el sector privado y 30% en el sector publico.

Somos el 4to país con más cesáreas en el mundo. A su vez el 90% de los partos son intervenidos y sólo el 1% de los nacimientos son partos naturales.

La Organización Mundial de la salud (OMS) sugiere que los países no deberían tener más de un 10-15% de cesáreas.

En países desarrollados como Inglaterra y Holanda, el parto natural es considerado la opción más segura para las mujeres sanas. Las matronas (o parteras) acompañan a estas mujeres y los médicos solo aquellas  que tienen complicaciones. El parto es entendido como parte de la vida sexual y emocional de la mujer, un momento sagrado donde los protagonistas son las madres y sus hijos, quienen saben en forma intuitiva que hacer en ese momento.

Uno de los médicos y cientificos más prestigiosos del mundo, el francés Michel Odent, ha estudiado por décadas el tema de los nacimientos  y la etapa primal y ha concluido que nuestra capacidad de amar (a nosotros mismos, a los otros, a la naturaleza, a los animales, etc) está relacionada directamente con el peak de oxitocina que se produce en forma natural durante el parto fisiológico (o natural).

Fotografía: dfwbirthphotographer.com

 

Comentarios

Notas relacionadas