85f9c6525752369fe232388c9548eb6e

Necesitamos intimidad para dar a luz

06 de febrero | por |

La intimidad es un derecho. Las mujeres tenemos el derecho a parir en intimidad. Lo necesitamos para nuestro desarrollo emocional, social y personal

Compartir


La intimidad es un derecho. Las mujeres tenemos el derecho a parir en intimidad. Lo necesitamos para nuestro desarrollo emocional, social y personal. Creo que tenemos una palabra clave antes nuestros ojos: intimidad. Esta pequeña y dulce palabra debería transmitirse en forma poderosa a todas las mujeres gestantes y equipos médicos de nuestro país.

Quizás habría que comenzar haciendo la analogía entre parto y acto sexual. Para que ambos casos sean experiencias positivas, necesitamos de intimidad, de amor y oxitocina. Comencemos por educar a las futuras madres que no se puede dar a luz con muchas personas, más aun si son desconocidos, ¿Acaso se puede tener sexo en un lugar público, frio, bullicioso y lleno de curiosos? ¿No es tan obvio?

Pensemos un momento en una imagen romántica entre dos personas que se aman y van a tener sexo, ¿qué vemos?

Luz tenue, música relajante, velas, olor rico, alguna cama o sillón, temperatura calentita, algunas ropas tiradas en el suelo, algo rico para comer y tomar. No hay teles prendidas, no hay nadie observando, no entran y salen personas, nadie pregunta ni da órdenes, pues bien estas condiciones que parecen obvias para un encuentro sexual, también deberían ser obvias para una mujer que va a dar a luz.

¿Qué sugiero entonces? Hacerse preguntas: Para las futuras madres gestantes o que van a dar a luz pronto: ·

Piensa con quien te sientes en intimidad.

¿Tu marido o pareja, tu mamá, tu hermana, una doula experimentada, una matrona conocida, etc? ·

Piensa en qué condiciones te sientes segura.

¿Con tu marido o pareja, con una doula, una matrona, un médico, en una clínica, un hospital, en tu casa, cerca de una clínica, en una piscina con agua caliente? ·

Piensa si ese equipo médico que vas a elegir realmente podrá entregarte ese nivel de intimidad que necesitas.Haz preguntas sin miedo. Y si no te gustan las respuestas, sigue buscando. Nunca es tarde para encontrar un buen equipo médico de confianza que te de las garantias que no va a intervenir en forma innecesarea. Recuerda que el parto es tuyo.

Fotografía de: Shear Perfection Photography

 

Comentarios

Notas relacionadas