IMG_39371

La llegada de un recién nacido

24 de abril | por |

Cómo dar la bienvenida a una nuevo integrante de la familia

Compartir


La llegada de un recién nacido es un acontecimiento social muy importante, sin embargo no hay que olvidar que es un momento de intimidad para esa nueva familia que se forma. Si bien cada madre y padre tiene su propio estilo y opta por tomar ciertas decisiones, las necesidades del recién nacido son siempre las mismas.

Hoy en día se sabe que el hábitat natural de un recién nacido es su madre. Esto quiere decir que el único lugar dónde un bebé debería estar las 24 horas del día es el cuerpo de su madre. Ese lugar cálido, conocido, que reconoce como suyo porque lo gestó y lo acompañó durante 9 largos meses.

Para una madre entonces, es muy importante estar tranquila y relajada para poder establecer una conexión y un vinculo con ese hijo que acaba de nacer. El contacto físico, las miradas, las palabras y canciones, el dar pecho sin apuros y sin sentirse cohibida, son vitales para estos primeros días.

En la medida que tomemos conciencia de la importancia de este periodo crucial en la vida de un recién nacido, nos daremos cuenta que esta primera adaptación a su nuevo hábitat, su madre, es fundamental para un correcto desarrollo cognitivo, emocional y físico.

Comencemos a preguntarnos cómo poder dar la bienvenida a este nuevo ser, cuidando y protegiendo este espacio invisible que recién comenzamos a visibilizar y darle la importancia que merece.

Fotografía: www.theroadishome.com

 

 

 

 

Comentarios

Notas relacionadas


Producto sugerido