Nohemi

Entrevista a Nohemí Hervada, pionera y experta en porteo

18 de mayo | por |

"Portear y amamantar son prácticas imposibles de medir en cuanto a beneficios, ambas formas son la manera óptima de criar y lo ideal es que ambos, bebés y madres las disfruten."

Compartir


ENTREVISTA A UN ESPECIALISTA

Nohemí es una de las mujeres que más sabe sobre porteo en el mundo occidental.  Tanto así, que creo su propio concepto de Porteo No hiperpresivo consiente y lo patentó como marca registrada. Oriunda de las Islas Canarias, en España, llegó al porteo cuando nació su primer hijo, buscando una herramienta que le permitiera criar y trabajar al mismo tiempo.

Creadora del conocido blog Mimos y tetas,  se formó como asesora de porteo y fue cofundadora de la RED CANGURO Asociación Española por el Fomento del Uso de Portabebés. Fue pionera en ofrecer talleres y cursos de porteo a padres y profesionales.

Sus videos y tutoriales en la web sobre porteo son muy conocidos y su expertise a la hora de ponerse un portaguaguas es notable.

Además de su formación en porteo, es asesora de lactancia y asesora en maternidad. Actualmente dirige sus 2 formaciones internacionales de asesoras:  Asesoras  de Porteo y Asesoras Continuum.

Fue coautora del libro “Una nueva maternidad” y recientemente lanzo sú libro “La maternidad sin tabúes”, una recopilación de sus mejores textos y reflexiones que sin duda dará que hablar.

Hoy Nohemí se encuentra en nuestro país y está realizando una serie de talleres, charlas y cursos para padres y profesionales (al final de la entrevista podrán encontrar el link directo a las actividades).

Personalmente, estoy muy contenta de estar formándome con ella como Asesora de porteo para poder proporcionar a nuestros clientes de la tienda online un mejor y más completo servicio.

 

 Entrevista Nohemí Hervada

¿Qué es el porteo?

Llamamos “porteo” al acto de llevar a los bebés y/o niños cargados sobre nuestro cuerpo con la ayuda de algún sistema concebido para mantenerles así sujetos sin la obligación de sostenerles con los brazos.

En la actualidad hemos recuperado esta práctica ancestral de eficacia y valor familiar y social demostrado y lo hemos adaptado a la vida del S XXI, con nuestras peculiaridades y estilo de vida, de la forma más segura y confortable para ambos (adulto y bebé) utilizando para ello los conocimientos que tenemos sobre fisionomía, fisiología y ergonomía.

¿Por qué los bebes necesitan ser porteados?

Los bebés son seres totalmente dependientes, no pueden sobrevivir solos. Necesitan atención continua, acceso constante al pecho de su madre y la protección reguladora del cuerpo de ésta para regular todos sus sistemas. El porteo es importante para el bebé porque le garantiza obtener todo eso que necesita para seguir vivo y desarrollarse de la mejor manera.

¿Qué efectos tiene en ellos?

En ese sentido más que hablar de “efectos para el bebé” a modo de lista de beneficios de llevarles en brazos (como que los bebés en general están más tranquilos y duermen mejor o sufren de menor incidencia de cólicos y mejor desarrollo psicomotor…) deberíamos empezar a ver que el porteo es lo que el bebé espera conseguir, la norma o la pauta, no la excepción.

Del mismo modo que no amamantamos sólo porque sea “mejor para su salud”, no porteamos porque consigamos beneficios o “mejoras” en su desarrollo. Portear les provee a nuestros bebés el lugar idóneo para criarse y es el no hacerlo, cuando les alejamos de manera habitual del contacto con nuestro cuerpo, cuando los bebés pueden manifestar malestar, disgusto, miedo, llanto, inseguridad, etc.

El porteo debería ser la forma normal de criar hijos. No hay “beneficio” en amarles y respetarles, les amamos y respetamos porque es lo que ellos merecen y nosotros deseamos. Portear y amamantar son prácticas imposibles de medir en cuanto a beneficios, ambas formas son la manera óptima de criar y lo ideal es que ambos, bebés y madres las disfruten.

¿Cómo portear en forma segura? ¿ Cuál es la correcta posición para el bebé? ¿Y para la madre?

En general lo que más suele preocupar a los padres cuando empiezan a portear o cuando se lo plantean es si el bebé se puede caer o si se puede asfixiar. En ese sentido es importante recodar que un portabebés adecuado bien utilizado y ajustado es muy seguro.

Es mucho más difícil caerse de un portabebés que de un carrito y en cuanto al riesgo de asfixia siempre recomendamos observar las pautas para el porteo seguro, a destacar, que el recién nacido sea porteado en posición vertical, que la madre pueda verle la cara en todo momento y que las vías respiratorias estén despejadas.

Aparte de la seguridad, si hablamos de ergonomía y confort, buscaremos que el portabebés se adapte a la edad, peso y nivel de desarrollo del bebé y a sus características particulares, si las hubiera, así como a la necesidad y circunstacias físicas u otras del adulto que portea.

Pueden buscar más información en www.porteoseguro.com y por supuesto, ante la duda o para portear con toda confianza recomiendo consultar con una Asesora de Porteo formada para ayudar a las familias a disfrutar de esta práctica de forma totalmente segura.

 Si hablamos de la postura de recién nacido lo ideal es, aparte de priorizar la posición erguida y el cuerpo de cara al adulto que portea, nunca cara el mundo, mantener la curvatura natural de su columna, con un sostén adecuado que permita mantener la posición incluso si la madre se mueve o se agacha.

En cuanto a las piernas, la posición correcta mantendrá la pelvis bien basculada, en retroversión, lo que hará que la cadera esté en la posición correcta y las rodillas elevadas. Es la posición que adapta el bebé cuando le alzas para tomarle en brazos, como queriendo agarrarse con manos y pies del cuerpo que le va a llevar.

La madre también ha de vigilar cómo portea. Su posición ha de ser la correcta, evitando que los hombros vayan hacia delante, lo que cerraría su caja torácica. Ha de intentar mantener su centro de gravedad centrado y no andar forzada. Una buena técnica de ajuste con el portabebés escogido y el nudo adecuado a su situación física hará que el impacto de portear sea mucho menor. Es lo que llevo años trabajando y divulgando desde el concepto Porteo No Hiperpresivo-Porteo Consciente®: importa cómo porteamos no sólo en relación al bebé, sino en relación a nuestro propio cuerpo.

¿Por qué los portabebés ergonómicos son los más adecuados para portear?

La ergonomía es algo a lo que deberíamos aspirar siempre que interactuemos con máquinas, herramientas o utensilios. Se trata de obtener la máxima eficacia, el mayor confort y el mínimo impacto y riesgo. Portear no queda fuera de esa necesidad. Todo lo que hacemos cuando hacemos un esfuerzo físico o un trabajo tiene un impacto en nosotros, portear también. Por eso no tiene sentido elegir sistemas que no cumplen los máximos estándares de calidad y de ergonomía.

Todos sabemos que cuando abusamos de algún sistema no ergonómico, tarde o temprano eso nos pasa factura, sea una silla o un teclado de ordenador. Al portear, dado que hablamos de bebés, cuyos cuerpos están en pleno desarrollo y de madres en plena recuperación tras embarazo, parto y/o cesárea, podemos entender la importancia de ser cuidadosos a la hora de escoger el sistema de porteo. No deberíamos arriesgarnos.

 ¿De qué manera el porteo nos ayuda a conciliar maternidad y trabajo?

Nuestras abuelas se dedicaron a criar hijos y nuestras madres a trabajar. Nosotras somos las herederas de ambas y estamos empezando a darnos cuenta de que no se trata de ser ni las unas ni las otras, sino nosotras mismas.

Somos mujeres modernas, con acceso a cultura, formación y trabajo pero también, muchas de nosotras, queremos ejercer de madres de nuestros hijos. No queremos renunciar a nada.

Hoy por hoy la sociedad no nos lo facilita, así que nos toca revisar las bases sobre las que se levantan nuestros sistemas y sus normas masculinas no cuidadoras y cambiarlas. Cada vez más mujeres nos alejamos de discursos políticos y sociales que nos dicen cómo hemos de ser las mujeres y buscamos ser la mujer que queremos ser.

El porteo, así como el emprendimiento en femenino, nos ha dado a muchas la posibilidad de compaginar crianza con el resto de intereses, tareas y actividades. Estoy convencida de que cada vez habrá más madres compaginándolo todo de forma más llevadera, porque hoy, para muchas aún es difícl no morir agotada en el intento. Somos pioneras de un cambio y eso nunca es fácil.

 

Fotografía: Gentileza de Nohemí Hervada

 


¿Cómo saber más de Nohemi?

 Visita su web Mimos y teta

Talleres y charlas en Chile – Mayo 2016 : Lo primero es soñarlo

Comentarios

Notas relacionadas


Producto sugerido