carola-prieto

Entrevista a Carola Prieto – Educadora en Pedagogía Waldorf

17 de octubre | por |

"El juego es un aprendizaje de la vida. El juego intensivo que absorba el niño es algo sano e importante para crear una voluntad activa y imaginativa."

Compartir


ENTREVISTA A UN ESPECIALISTA

Sobre la Pedagogía Waldorf

En los últimos años, la Pedagogía Waldorf ha despertado mucho interés en nuestro país,  a diferencia de una década atrás, hoy más familias  buscan un enfoque diferente en educación que se centre en las necesidades de los niños y su naturaleza.  Son programas, en su mayoría impulsados por profesores y padres que motivados por entregar una educación integral, buscan crear espacios cálidos que permitan acompañar en forma respetuosa el desarrollo de cada niño.

Un enfoque que escapa de la pedagogía tradicional, donde se fomenta la cooperación, el contacto con la tierra y sus elementos, los ciclos de la naturaleza, los materias nobles, dónde el movimiento, el ritmo y el juego libre son primordiales y donde la gratitud es la base para formar niños sanos, conectados, conscientes.

Acerca de nuestra entrevistada

Carola estudió pedagogía en Educación General Básica, en la U. de Chile. Al primer año de trabajo se dio cuenta de la poca base que tenía nuestro sistema nacional de Educación, todo dependía del punto de vista y aptitudes o inaptitudes de cada profesor en el aula. Así fue como se integró al trabajo preescolar con una amiga que trabajaba con el curriculum de Jean Piaget. Tuvieron el Jardín Semillita, una muy buena experiencia educativa tanto para las profesoras como las familias que participaron, fueron un centro de observación para educadoras en formación.

Pero algo les faltaba, se preguntaban ¿Qué pasaría con los niños cuando se insertaran al colegio?, ¿por qué los padres pedían que los “preparáramos” para entrar a los colegios? Si la madurez se conquista por experiencias tenidas y no por adiestramiento! Miles de preguntas rondaban dentro de ella.

Fue así como se acercó a la pedagogía Waldorf y a su curriculum tan cuidadoso basado en las etapas de desarrollo de cada niño. Un enfoque que consideraba al niño como ser fisco, anímico y espiritual, brindando las envolturas y experiencias necesarias para que se desplieguen las propias fuerzas de cada alumno. Siempre en un ambiente de calor, color, aromas, texturas, amor y un devenir que se va revelando en el trabajo del día a día. Un precioso, profundo, cuidadoso y muy respetuoso enfoque, que se adapta a lo que cada niño necesita, fortaleciendo las debilidades y cuidando las virtudes.

De sus  38 años de experiencia laboral, 26 han sido en la pedagogía Waldorf. Este oficio es su vida. Ha trabajado siempre con los niños en edad preescolar, Básica y Media. Y también ahora apoya la autoformación de profesores jóvenes.

Actualmente trabaja en el Colegio Media Waldorf como profesora jefe de tercero medio, da clases de Humanidades en 1°,2°,3°y 4°Medio y participa de la comisión pedagógica. También trabaja en Viña del Mar en la Escuela Libre del Sur, en la comisión pedagógica, en los talleres de padres, en el grupo de fundadores y dando clases de Manualidades en Primero y segundo básico. Apoya cada dos meses al grupo de profesores del Colegio Newen en Chiloé. Y una vez al mes participa con un grupo de profesores jóvenes en su Camino Pedagógico.

Adicionalmente acompaña el proyecto que formó con sus hijas,  Jardín El Árbol, en Santiago, apoyando el trabajo de las profesoras, y trabajando con los padres en reuniones de apoderados. Este espacio surgió después de varias reflexiones con sus hijas Camila y Josefa acerca de los cuidados vitales que requieren los niños en su primera infancia, y como hoy la cultura casi no brinda espacios para el desarrollo de una sana niñez.

Se siente agradecida del camino recorrido, y de la experiencias que le ha tocado vivir con sus 5 hijos, yerno, nuera y 6 nietos ( más dos que vienen en camino). Su familia y su oficio son una fuente constante de aprendizaje.

ENTREVISTA

1. ¿Por qué son importantes las rutinas para los niños?

En el jardín la rutina diaria está estructurada para la vivencia del Ritmo, la Imitación ,el Lenguaje (a través de canciones, juegos ,cuentos) y el Juego Libre. La voluntad se educa desde los primeros días de la vida, con un ritmo . Con el ritmo se actúa sobre las profundidades inconscientes de la voluntad. Le da calma, fuerza, y seguridad.

El ritmo fortifica la voluntad porque el ritmo es ligado al tiempo, y así fortifica las fuerzas vitales sanas.  El sentimiento elemental para el ritmo se perdió hace unos ciento cincuenta años. Hoy hemos de elaborar conscientemente ritmos para poderlos introducir en la educación, a veces como un elemento terapéutico.

Todo lo que hacemos para introducir ritmo conscientemente en la convivencia con el niño, no sólo tiene la ventaja de ayudarnos a encontrar más paz y sentido común, sino que beneficia directamente al niño, en los ritmos de sus órganos interiores y en el ritmo de vigilia-sueño, que a su vez tiene efectos regeneradores en los procesos metabólicos.

2. ¿Qué es el juego libre y cual es la importancia durante la primera infancia?

El juego es un aprendizaje de la vida. El juego intensivo que absorba el niño es algo sano y importante para crear una voluntad activa y imaginativa. (Hoy día la televisión y todos los aparatos electrónicos juegan un rol importante. Lleva al niño a una pasividad y muestra la realidad bajo una forma deformada. Los objetos, animales, hombres que el niño ve son puntitos luminosos). Hay que dejar al niño participar del mundo de la manera más activa y autentica posible, con eso le vas a permitir usar los medios cuando sea más grande, sin daños.

Los niños requieren de un ambiente adecuado para desarrollar el Juego Libre para que a través de variadas experiencias reiterativas puedan cultivar los sentidos del movimiento, equilibrio, y sensación de bienestar y armonía, los cuales se transformarán en el futuro en habilidades sociales de empatía, encuentro, creatividad, responsabilidad para con la sociedad y los otros.

3. ¿Qué rol cumplen los cuentos en la vida de un niño?

La ronda ,canciones, cuentos rítmicos y repetitivos forman la educación de la voluntad. En estos momentos se incrementa el Lenguaje y la Gratitud. El sentarse todos juntos a una mesa donde cada uno ha cooperado en el proceso de preparación antes de comer, regala a los niños la vivencia de los procesos y el encuentro social como fuente sana de vitalidad y alegría.

Encontramos una verdadera fuente en los cuentos que son basados en la solución de problemas y situaciones difíciles, con un final feliz. En este ambiente el niño recibe las fuerzas cálidas de la gratitud, que luego más tarde serán las bases para su sentir social en la vida en que se mueve el adulto.

4. ¿Qué necesitan los niños en la primera infancia para crecer y desarrollarse en forma saludable?

El niño aprende a través de la imitación. Si uno observa de cerca la vida del niño puede darse cuenta que todo balbuceo y todo aprendizaje del habla, se apoya en la imitación de lo que el niño observa inconscientemente en su medio ambiente a través de sus sentidos. Toda la vida del niño hasta los siete años es una continua imitación de lo que sucede a sus alrededor. En el momento que el niño percibe algo, ya sea un movimiento o un sonido, surge en él el impulso de un ademán interno para revivir lo percibido con toda la intensidad desde su naturaleza interior.

Hombres íntegros, sanos y fuertes que irradian un calor humano, es el resultado directo de una niñez que ha sido amparada debidamente, se ha cuidado una voluntad de vivir con plenitud en todos sus momentos.

El niño no asimila solamente lo que los padres hacen , perciben también lo que pasa a su alrededor, lo que piensa y quieren.

Si los niños en los primeros años de la niñez tienen la fortuna de observar cualquier forma de gratitud en los modales de sus padres, nanas o mayores, el sólo respirar ese ambiente durante sus primeros siete años será de provecho sin límite para toda la vida.

Porque para el niño la gratitud es un centro de fuerza de la cual brota todo lo que él necesita; el bienestar anímico y la salud física. El niño que vive en sí, plenamente, la bondad, se transforma en el anciano que puede bendecir.

Comentarios

  • Ana Laura Edwards

    Carola!!! Me emocionè!!! Grandes e importantes momentos y aprendizajes a tu lado. Mi temprana maternidad sin duda fue marcada por lo que aprendì de la tuya con la Opi. Mil gracias por todo el cariño, por los momentos y los juegos. en mi memoria guardo las tardes en el valle. Abrazos gigantescos a todas!

Notas relacionadas


Producto sugerido