IMG_2332

Columna de opinión ” Si googleamos “parto y nacimiento”

14 de septiembre | por |

"Lamentablemente si algunos de mis hijos buscaran en google información sobre el parto y el nacimiento, se quedará con la idea que un parto "normal y sano" ocurre sólo en una parte del cuerpo de la mujer, sólo si está acostada y sólo con "ayuda" de alguien que traccione y gire la cabeza de su bebé."

Compartir


Columna de opinión ” Si googleamos “parto y nacimiento” por Caridad Merino

Durante mi vida escolar, para poder hacer un trabajo de investigación, teníamos que recurrir a esos tomos y tomos de enciclopedias, sino por lo menos a algún diccionario. En la mayorí­a de las casas de mis compañeros había una de esas colecciones y si no era de esos privilegiados, siempre estaba la alternativa de alguna biblioteca. Ahí partí­amos, con papel y lápiz, a buscar el libro indicado, anotar su ubicación y pedirlo prestado. Con harta paciencia y el doble de tiempo, lográbamos dar con la información que buscábamos y responder la pregunta.

Hoy las cosas han cambiado. Ahora mis hijos me piden permiso para usar el computador, se conectan a internet y teclean www.google.com Luego, en la barra más sabionda del mundo, escriben el tema del cual quieren saber. Entonces, en cosa de segundos, se abre el mundo frente a sus ojos. A mí­ casi me da vértigo la rapidez, la cantidad, la “exactitud”

No importa sobre lo que uno busque, ahí siempre se encuentra. Puedes leer y puedes ver: en la pestaña de “imágenes” más de alguna foto o dibujo ilustrará y explicará el tema del cual quieren averiguar.

Entonces la pregunta obvia para esta columna es: ¿Qué pasa si escribimos “parto y nacimiento” en esa barra y apretamos “buscar”?

Hágalo. El ejercicio es revelador.

No conozco las matemá¡ticas con que funciona Google, pero es evidente que nos entrega la información que como sociedad hemos recolectado sobre un tema. La que más utilizamos, al menos. El ciber monstruo más sabio de todos los tiempos, nos da la información probablemente más “usada”.

Entonces ¿qué ilustran esas primeras 30 imágenes? ¿Qué es para google el parto y el nacimiento? ¿Qué aprenderán mis hijos o alguna mujer embarazada si google fuera su única fuente de información?

Lo primero es que todas esas primeras imágenes, muestras reducciones del cuerpo humano femenino: un cuerpo de la cintura para abajo, un útero, un canal de parto, sin piernas, en fin, sin una mujer. Un asunto tan sencillo refleja, a mi parecer, cómo hemos transformado la percepción del nacimiento en un evento que depende sólo de nuestro útero y de nuestros genitales. Para la imágenes de google, no importa quién sea esa mujer, no importa lo que está sintiendo. Tampoco el ambiente que la rodea. Con estas imágenes queda la sensación que el parto y nacimiento ocurre sólo de la cintura para abajo.

Y aunque no me deje de llamar la atención, comprendo que esa mirada se debe, en parte, al  nivel de especificidad que tiene la medicina alópata hoy en día. A tal punto ha llegado, que ha terminado por reducir eventos fisiológicos como el parto y el nacimiento sólo a una pelvis, sólo a un útero, sólo a un periné. Obviando, entre otros ámbitos, toda la neurobiologí­a que impulsa este proceso.

Lo segundo que me apreta los dientes al ver estas imágenes, es que “esas partes de cuerpos femeninos” están todos acostados. Todos en posición litotómica. Si un niño o una niña ve esas ilustraciones va a creer que esa es la posición “indicada” para parir a un bebé. Y ya sabemos que la OMS en su publicación del año 1985, mucho antes de Google, en The Lancet [1] justamente recomendó abandonar la práctica de acostar a las mujeres por las complicaciones que se le asocian. Si las mujeres paren acostadas, no es porque resulte más saludable, tampoco por comodidad de las mujeres, sino que por decisión de quienes atienden los partos. La mayoría de los profesionales de la salud sólo saben atender un parto en esa posición, cualquier otra supone para ellos cierta inseguridad en su expertise médica. Lo paradójico es que de 10 mujeres que tienen un parto fisiológico, ninguna adoptará esa posición. Por lo tanto, no es una posición que facilite el descenso del bebé y menos su salida.

Lo tercero, es la cantidad de veces que esas imágenes ilustran o fotografí­an manos con guantes de látex traccionando y girando la cabeza del bebé. Entonces no resulta extraño que creamos que un bebé nace en forma sana sólo si hay quien gire y traccione su cabeza, cuando la evidencia indica lo contrario: en la mayoría de los casos en gestaciones sanas, los bebes descienden, giran y salen sin la ayuda de nadie, lo hacen gracias a las poderosas contracciones uterinas que genera la occitocina que produce el cerebro primitivo de su madre.

Lamentablemente si algunos de mis hijos buscaran en google información sobre el parto y el nacimiento, se quedará con la idea que un parto “normal y sano” ocurre sólo en una parte del cuerpo de la mujer, sólo si está acostada y sólo con “ayuda” de alguien que traccione y gire la cabeza de su bebé. En realidad, se harán una idea mucho más cercana a lo que es un parto medicalizado, a lo que es un parto fisiológico, pero que sin embargo para google responde al concepto de “parto y nacimiento”. Esto entonces se trata de un verdadero “mal-entendido”

Sabemos mucho de partos y nacimientos medicalizados, muy poco de partos y nacimientos no intervenidos (y eso Google lo sabe). Y yo estoy segura que para que los bebes nazcan en forma más saludable y respetuosa, debemos contar con información precisa, respaldada por la evidencia cientí­fica sobre cómo es que funciona la fisiologí­a de nuestros cuerpos.

Tengo esperanza que más temprano que tarde, podré escribir “parto y nacimiento” en la barra de google y que lo primero que ahí encontraré será mucha información sobre la fisiología del parto y nacimiento, y no sobre cómo se intervienen y medicalizan.

[1] Declaración de Fortaleza. Organización Mundial de la Salud. Tecnología apropiada para el parto. The Lancet 1985;2:436-437. Traducción ACPAM


Por Caridad Merino, mamá de 4 hijos, socióloga, doula y educadora prenatal

Email de contacto : merino.caridad@gmail.com

Comentarios

Notas relacionadas

  • call the midwife

    Columna de Opinión “Call the Midwife” y el Parto fisiólogico

    "Hay un tipo de nacimiento del que poco conocemos, pero que intuimos que existe y que el sentido común esboza. El parto fisiológico; ese que se inicia espontáneamente y sucede sin ninguna intervención; que sólo necesita de intimidad y silencio, que da la bienvenida a los bebés de la manera más segura posible y termina con el alumbramiento de la placenta en forma natural. "

    05 de julio |

  • foto caridad 2

    Columna de opinión “Partos Naturales”

    "En un parto fisiológico, lo único imprescindible es una mujer sana que se siente segura sin sentirse observada, en un ambiente tibio. Todo el resto de acciones, creencias, costumbres, son intervenciones. Por muy “naturales” que sean, son acciones que intervienen este proceso natural e involuntario"

    22 de junio |

  • foto gratis 38

    Columna de opinión “Sabiduría, intuición e información”

    "Es necesario que conozcamos esa sabiduría, que nos apropiemos de ella, la hagamos nuestra. Pues conocerla nos da seguridad en nuestros cuerpos. Y esa seguridad nos da libertad y fortaleza para dar a luz a nuestros hijos de la forma más saludable posible."

    15 de junio |