call the midwife

Columna de Opinión “Call the Midwife” y el Parto fisiólogico

05 de julio | por |

"Hay un tipo de nacimiento del que poco conocemos, pero que intuimos que existe y que el sentido común esboza. El parto fisiológico; ese que se inicia espontáneamente y sucede sin ninguna intervención; que sólo necesita de intimidad y silencio, que da la bienvenida a los bebés de la manera más segura posible y termina con el alumbramiento de la placenta en forma natural. "

Compartir


Call the Midwife y el Parto Fisiológico por Caridad Merino

No he visto muchas series, la verdad es que en general me gana el sueño, pero hay una que disfruté mucho y prácticamente vi en una semana. Se llama Call The Midwife y trata de un grupo de jóvenes matronas, que trabajan atendiendo partos en el Londres pobre de la post guerra. No sé mucho de cine, pero la fotografía es preciosa, la música emocionante y las historias, simples y profundas. La mayoría de los nacimientos son atenidos por una de ellas, la que esté de turno y disponible, en las casas de las mismas mujeres. Son casos muy excepcionales lo que son atenidos en el hospital cercano.

Me ha pasado que muchas veces cuando estoy en los talleres de parto, o simplemente hablando sobre los nacimientos con personas conocidas, contando cómo evolucionan los partos fisiológicos y como deberían ser acompañados, las personas hacen la similitud con esta famosa serie: “Ahhh tú trabajas en nacimientos como en los de Call The Midwife!” Y la verdad es que no, los nacimientos por lo que trabajo, no tienen mucho que ver con los que ocurren esta serie.

Entonces pienso que hay “un tipo de nacimiento” que casi no conocemos, del que casi no hemos escuchado porque ni nuestras madres ni abuelas parieron así, las películas no los muestran, ni los médicos a veces los han visto. Son los partos fisiológicos.

En los partos fisiológicos, no es necesaria NINGUNA intervención; no es necesaria ninguna “ayuda”. El parto sucede simplemente, como suceden cualquier otro proceso fisiológico para lo que nuestro cuerpo está diseñado.

Es cierto que en la serie “Call The Midwife”  los nacimientos ocurren la mayoría de las veces en las casas, sin anestesia y atenidos por una matrona, pero ninguna de esas características es garantía de que el parto no sea intervenido, garantía de que el parto sea realmente fisiológico. De hecho, en la seria a todas las mujeres le hacen lavado intestinal, a todas las ponen en la misma posición para expulsar a sus bebés, la mayoría recibe indicaciones de cómo pujar… Ya en ese entonces existía lo que llamamos “intervenciones de rutina”, es decir, intervenciones médicas para todas las mujeres que no consideran si realmente la necesitan o no.

La idea que hay detrás de estas conductas es que las mujeres necesitamos ayudas para dar a luz y todas las mismas “ayudas”.  Por el contrario, la ciencia indica que los cuerpos de las mujeres están hechos para embarazarse, para gestar, parir y amamantar. Son procesos fisiológicos involuntarios. Así como no necesitamos “ayuda” para digerir los alimentos, sino que sólo necesitamos las condiciones para que estos sucedan; y tampoco necesitamos “ayuda” para hacer el amor con nuestras parejas, sino que el ambiente adecuado… Tampoco necesitamos ayuda para parir; el parto es uno más de esos procesos fisiológicos resultado de un “cóctel de hormonas”[1] que el cuerpo sabe muy bien cómo y cuándo secretar.

Entonces, los partos por vía vaginal, pueden ser medicalizados o fisiológicos; es decir el bebé puede nacer por la vagina “gracias” a un montón de intervenciones médicas tales como: una inducción, goteo de occitocina sintética, maniobra de Kristeller, uso de fórceps, episiotomía, etc. O bien puede nacer por vía vaginal gracias a la fisiología propia del cuerpo de la mujer.

Las mujeres sabemos poco de la fisiología de los partos, eso ya lo hemos dicho. Pero quizás más alarmante, es que los médicos obstetras no por ser tales saben de partos fisiológicos. De hecho, durante su educación como obstetras en las escuelas de medicinas estudian largamente sobre enfermedades, complicaciones, técnicas y tecnología, pero la mayoría no estudió ni vio un nacimiento sin ningún tipo de intervención; no saben cómo evoluciona, tampoco saben cuáles son las necesidades básicas de una mujer para parir gracias a las propias hormonas.

Todavía más, los conocimientos que manejan para entregarnos los cuidados perinatales y durante el parto, son conocimientos adquiridos en nacimientos intervenidos, es decir, evidencia científica de partos “en cautiverio”. No es lo mismo el comportamiento de los gorilas en su hábitat, que el comportamiento de los gorilas en un zoológico. Con los nacimientos pasa lo mismo: los riesgos, complicaciones y necesidades en partos “intervenidos” son diferentes al de partos fisiológicos que se desarrollan sin intervenciones de rutina. Existe poca evidencia científica sobre complicaciones y patologías en nacimientos fisiológicos y en general, la que existe, los equipos médicos en Chile, no la conocen.

Hay un tipo de nacimiento del que poco conocemos, pero que intuimos que existe y que el sentido común esboza. El parto fisiológico; ese que se inicia espontáneamente y sucede sin ninguna intervención; que sólo necesita de intimidad y silencio, que da la bienvenida a los bebés de la manera más segura posible y termina con el alumbramiento de la placenta en forma natural. Un tipo de nacimiento donde la mujer es la protagonista y donde se protege y cuida ese primer contacto de la madre con su recién nacido. Un parto sin intervenciones, íntimo y mucho más seguro.

Si alguna vez te preguntaste por qué era necesario acostarnos para parir, “apurar” los trabajos de parto, si te preguntaste para qué sirve el enema, si alguna vez te extrañaste de que, al parecer, las mujeres no cómo sabemos parir, te invito a leer, informarte, preguntarte y pedir más.

[1] Este concepto es introducido por el Dr. Michel Odent. Obstetra más citado mundialmente en temas de nacimientos. Autor de 13 libros publicados y traducidos a más de 20 idiomas. Es creador del sitio web WombEcology   y fundador del  Primal Health Resarch Databank, cuyo objetivo es el estudio de la relación entre lo que sucede en el periodo primal y la salud del ser humano a lo largo de su vida. Y de quien hablaremos constantemente en este blog.

Por Caridad Merino, mamá de 4 hijos, socióloga, doula y educadora prenatal.
Email de contacto: merino.caridad@gmail.com

Comentarios

Notas relacionadas