colecho final

Beneficios del colecho

23 de abril | por |

Madre e hijos sincronizan cuando duermen juntos.

Compartir


En toda la historia de la humanidad los niños han dormido con sus padres.

Esta práctica es muy antigua y tiene relación con una necesidad biológica de los recién nacidos. Los bebes necesitan estar cerca de sus padres para sentirse seguros.

Los bebes genéticamente hablando, son los mismos que hace mil años atrás vivian en la selva junto a sus familias. Su única forma de sobrevivencia era la cercanía y el contacto directo con sus padres.

Hoy, aún cuando existe una realidad distinta, los bebes siguen programados como antes. Piden contacto y  presencia permanente porque lo necesitan para estar vivos y desarrollarse correctamente.

 

¿Cómo es el sueño infantil?

Los bebés tienen un patrón de sueño distinto al de los adultos, ellos no duermen profundamente como nosotros y necesitan estar alerta para mantenerse vivos.

El hecho de que el bebé se despierte con facilidad y llore en solicitud de alimento y estímulo disminuye el riesgo de que sufra bajadas del azúcar corporal (hipoglucemia) y asfixia (apnea). Por otro lado, la leche materna facilita que el niño duerma, en parte porque contiene triptófano, una sustancia que actúa en el cerebro como inductor del sueño.

 

 

¿Qué dicen los estudios?

Los estudios sobre sueño infantil del antropólogo James Mckenna muestran resultados asombrosos: madre y bebé cuando duermen juntos están sincronizados, los movimientos y la respiración de cada uno afectan al otro.

Esta sincronización además aumenta en ambos la presencia de fases de sueño ligero (conocido como REM) , incrementando así la alerta de la madre y la sensibilidad del bebé a cualquier movimiento de su madre, ayudando a disminuir y corregir los episodios de apnea.

Por otra parte, el contacto continuo favorece el desarrollo del vínculo afectivo entre madre e hijo, incrementando el bienestar del bebé y su desarrollo neuronal.

 


Estudios científicos demuestran que el contacto cercano durante el sueño entre el bebé y sus padres tiene beneficios, que incluyen:

  • Despertares sincronizados entre ambos
  • Una mejor estabilidad cardiorespiratoria y oxigenación de los niños
  • Menores episodios de llanto
  • Mejor termorregulación
  • Mayor prevalencia y duración de la lactancia materna

 

Además está científicamente demostrado que la lactancia materna por sí misma es un factor de prevención del Síndrome de Muerte Súbita del lactante (SMSL). Por tanto al facilitar la lactancia materna, el colecho ayuda a prevenir el SMSL.

 

Fotografía: http://eyesfromthegoldencoast.tumblr.com

 

 

Comentarios

Notas relacionadas


Producto sugerido