IMG_38101

30 cosas que toda mujer gestante debe saber

24 de mayo | por |

Tener información en forma oportuna es vital para poder tomar buenas decisiones. Más si tienen que ver con nuestra salud y la de nuestros hijos.

Compartir


Todos sabemos que la información es poder. Tener información en forma oportuna es vital para poder tomar buenas decisiones. Más si tienen que ver con nuestra salud y la de nuestros hijos. Es por está razón que resumimos en 30 puntos aquellas cuestiones esenciales que toda mujer gestante debe saber.

1. La gestación y el parto son procesos normales en la vida de una mujer. El parto no es una instancia médica, sino que es parte de nuestra vida sexual, y como tal debe tratarse con sumo respeto.

2. En Chile, las tasas de cesáreas superan con creces lo recomendado por la OMS, “ningún país debería tener más de un 15- 10% de cesáreas”. Nuestro país alcanza casi un 50% de cesáreas, siendo el 2do país de la OCDE con los más altos indices.La mayor parte de estas cesáreas ocurren en el sector privado, con un 70%.

3. La mayoría de las intervenciones que se realizan en clínicas y hospitales en forma rutinaria y despersonalizada, inducen el parto, proceso que debería avanzar en su propio ritmo para cada mujer.

4. Una mujer que está parto tiene el derecho a permanecer con su pareja, doula o quien ella estime conveniente durante todo el tiempo que dure su proceso.

5. Una mujer que está de parto tiene el derecho de moverse en forma libre y espontánea, ya que su cuerpo sabe perfectamente cuál es la posición más cómoda para cada fase del parto.

6. La posición acostada no ayuda para nada la salida del bebé, es más, lo perjudica ya que debe hacer un tremendo esfuerzo por avanzar por el canal de parto en una posición que va contra la fuerza de gravedad. La única utilidad que tiene esta posición es  la comodidad de obstetras y matronas.

7. No está comprobado que las ecografías no hayan daño al feto. Hay que ser muy precavida con este tema, ya que mayor número de ecografías no equivale a una mayor seguridad ni bienestar para el hijo y la madre.

8. Durante el trabajo de parto la mujer libera hormonas en forma natural que la relajan y  permiten que descanse entre contracciones. La principal hormona se llama oxitocina y es llamada la hormona del amor. La oxitocina sintética que inyectan en forma rutinaria hace que las contracciones sean mas fuertes, rápidas y dolorosas ya que solo actúa a nivel de útero y no en forma cerebral.

9. La mujer necesita silencio para poder parir. Fisiológicamente hablando, una mujer que está de parto necesita conectarse con su cerebro antiguo para liberar las hormonas del amor. Si le hablamos a las mujeres durante el trabajo de parto, las desconcentramos y las sacamos de este “trance” tan necesario.

10. Las mujeres sabemos parir por nuestra cuenta. Lo tenemos en los genes, en nuestra memoria ancentral. Ningún obstreta ni matrona, nos puede decir cómo hacerlo.

11. Los talleres o curso de educación al parto son buenos en la medida que te empoderen y te entreguen información científica actualizada y fidedigna.

12. La instancia del apego madre e hijo inmediatamente después del parto es vital para ambos. Pesar o medir al recién nacido puede esperar. Esa hora mágica nunca volverá.

13. La lactancia es tan natural, que un recién nacido es capaz de raptar por el cuerpo de su madre hasta encontrar el pezón y comenzar a succionar.

14. Por más que desarrollen “leches maternizadas” no hay nada más sano y mejor para el bebé que la leche de su madre.

15. La lactancia materna debería ser exclusiva y a demanda los primeros 6 meses de vida. Después de eso y si el bebé lo quiere se pueden introducir alimentos solidos. Lo ideal para la salud del niño sería mantener la lactancia hasta los 2 años.

16. Esta comprobado que la presencia y compañía de una doula durante el parto, disminuye las intervenciones médicas y los riesgos de llegar a una cesárea. El apoyo emocional continuo de una doula aumenta la confianza y autoestima de las mujeres en trabajo de parto.

17. Existen muchos métodos no farmacológicos que disminuyen el dolor durante el parto. El uso del agua caliente, los masajes, aromaterapia y  el balón kinésico son parte de los elementos con los que se puede contar.

18. Para que un trabajo de parto avance, la mujer debe sentirse protegida y no observada en un ambiente calentito y con luz tenue.

19. La adrenalina es contagiosa. Los equipos médicos muy ansiosos y nerviosos pueden traspasar esa energía a la mujer que está de parto. Es vital contar con personas, matronas y doulas conscientes y experimentadas que puedan manejar sus niveles de estrés y ansiedad durante este proceso. Muchas doulas tejen durante el trabajo de parto para bajar estos niveles de ansiedad.

20. Separar a un recién nacido de su madre es atentar contra los derechos básicos del recién nacido ya que su hábitat natural es el cuerpo de su madre y es ahí donde debería estar todo el tiempo.

21. Está comprobado que el pinzamiento tardío del cordón umbilical (después que deja de latir) es la manera correcta de manejar el  paso del suministro de oxigeno a los recién nacidos.

22. La pelvis de la mujer es móvil, esto quiere decir que se mueve y se abre de infinitas formas hasta alcanzar el espacio para que el bebe pase. No existen pelvis estrechas, cada mujer puede parir el hijo que gesta.

23. La episiotomía (corte en el perineo) no está justificada para realizarse en forma rutinaria, sin embargo en Chile su uso sistemático y sin el consentimiento de la mujer es recurrente. Muchas veces, es preferible un desgarro natural que una episiotomía de rutina.

24. Es muy común que cercana a la fecha probable de parto (FPP) los médicos examinen a las mujeres y rompan membranas en forma artificial y sin su consentimiento. Esta práctica no está justificada como procedimiento de rutina.

25. El parto, desde la perspectiva fisiológica es un proceso involuntario, no se puede ayudar. Solo podemos protegerlo de ciertos factores o situaciones que lo inhiben.

26. El proceso del parto tiene que ser protegido, en particular, en contra de los efectos del lenguaje, de la luz y de situaciones que estimulan la atención tales como sentirse observada o sentirse insegura

27. Durante el trabajo de parto, la monitorización fetal (escuchar los latidos del bebé) puede realizarse en forma intermitente y sin necesidad de estar conectada a una máquina electrónica. La monitorización fetal electrónica no mejora el bienestar fetal.

28. No existen pruebas de que después de una cesárea deba practicarse otra cesárea. Es más, en países desarrollados como Holanda e Inglaterra, lo primero que le ofrecen a una mujer que ya tuvo cesárea es un parto vaginal.

29. Lo más seguro para una mujer sana y su hijo es tener un parto fisiológico sin intervenciones y en un ambiente de respeto y protección.

30. Los únicos protagonista del parto, que tienen un rol activo son la madre y el hijo que está por nacer.

 

¿Dónde encontrar más información?

Recomendaciones OMS – declaración de Fortaleza 1985

“Parir en movimiento” Nuria Vives y Blandine Calais Germain

“El bebé es un mamífero” Michel Odent

“Parir en libertad” Raquel Schallman

“Por un nacimiento sin violencia” Frederick Leboyer

“La cientificación del amor” Michel Odent

“Perspectivas antropológicas del parto y nacimiento humano” Robbie Davis Floyd

“La revolución del nacimiento”, Isabel Fernández del Castillo

“Pariremos con placer” Casilda Rodrigánez

www.elpartoesnuestro.es

www.quenoosseparen.es

www.wombecology.com

www.primalhealthresearch.com

 

 Fotografía: desde pinterest

Comentarios

  • Carla Christian RG

    Me hubiera encantado leer este artículo hace dos años, ahora después de todo el sufrimiento me he informado e intentó informar a las madres que lo desean, pero confieso que no puedo superar ese día de inducción falsamente considerada y después la indiferencia de la doctora, al final ya había cobrado para que volver a verme.
    Jamás volví a esa clínica ni con esa mujer y ojalá nadie llegue con ella nuevamente.

Notas relacionadas


Producto sugerido